Lula en contra de impeachment a Rousseff sólo por la economía

18425427_xl

HISPAN TV – Ante el tambaleante Gobierno de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, su antecesor en el cargo, Luiz Inacio Lula da Silva considera fuera de lugar un “impeachment” sólo porque el país enfrenta problemas económicos.

“No hay ninguna razón, no hay ningún motivo para un juicio político a Dilma. Todo el mundo conoce el carácter de la presidenta. No se puede pensar en un ‘impeachment’ sólo porque hay problemas económicos”, defendió Da Silva que milita en el Partido de los Trabajadores (PT), al igual que Rousseff.

El exmandatario (2003-2011), aunque admitió que el gobierno actual está envuelto en casos de corrupción, dijo que “eso debe quedar apartado del ámbito de la gobernanza del país”, pero Rousseff  tiene la obligación de gobernar, “porque fue electa para cuidar los intereses de 204 millones de brasileños”,

Da Silva repitió que Brasil “sólo” padece “un desajuste en la economía, pero para una economía del tamaño de la brasileña el desajuste no es grave. Es como una fiebre de 39 grados. ¿Alguien se muere por 39 grados? Toma un remedio y listo. El remedio que corresponda, claro”.

Y agregó: “¿Cuál sería el remedio? Que los brasileños recuperen la autoestima, que recuperen la confianza en Brasil. Que se convenzan de que no se acaba el mundo”.

A  su juicio, la preocupación de los brasileños por la situación del país, se debe al aumento de la escala social en los últimos 12 años del gobierno de su partido.

Los pobres empezaron a viajar en avión y ya no quieren volver al ómnibus para distancias muy largas“, según Da Silva.

Un punto crítico y que ha incidido en la popularidad de la mandataria es la situación económica de Brasil. A fines de agosto, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó  que el producto interno bruto (PIB) de Brasil –séptima economía del mundo–registrara un retroceso del 1,9 % en el segundo trimestre en relación con los tres meses anteriores.

Sin embargo, la dignataria de Brasil, junto a su mentor Da Silva siguen mostrándose esperanzados en que la actual Administración garantizará un repunte del crecimiento y reducir la inflación a corto plazo.

Otro factor que pone en peligro la continuidad del Gobierno de Rousseff son los casos de corrupción. Ayer, el Tribunal Supremo brasileño autorizó la puesta en marcha de una investigación contra dos ministros, el jefe de Gabinete, Aloizio Mercadante, y Edinho Silva, debido a supuesta financiación ilegal de campañas electorales.

Además, durante los últimos meses, Brasil ha vivido varios escándalos relacionados con Petrobras, entre ellos el destape de una trama de corrupción en la compañía que sacó a la luz el desvío de cerca de 4 mil millones de dólares y la consecuente investigación iniciada por la Fiscalía brasileña en la que se vieron implicadas varias altas autoridades de esta empresa y del país.