Las enormes trabas para poner fin al embargo a Cuba.

Posted on Actualizado enn

 
El Telégrafo/Editorial
21/07/2016
Nadie creyó que con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU. las cosas iban a ser fáciles entre los dos países. Al contrario, ahora adquieren plena vigencia algunos anuncios de los expertos sobre el tema.
El principal: el ala más conservadora del Partido Republicano no pararía en su empeño de torpedear la normalización de las relaciones diplomáticas, mucho menos de las económicas y comerciales. Si Barack Obama se va de la presidencia dejará un legado, pero no necesariamente la plena solución del tema. Claro, el remedio global no depende del mandatario de EE.UU. Eso lo sabemos todos.

Ante todo está en manos del poder legislativo. Y ahí los republicanos tienen mucho margen de maniobra para evitar lo que ha sido un pedido de más de 100 países del planeta. Por lo visto, será muy difícil que prospere la normalización de relaciones. El peso de la comunidad cubanoamericana es fuerte. Sus intereses económicos, militares y estratégicos dentro de EE.UU. les impide apoyar, incluso, la reunificación familiar de la comunidad cubana. Y estimularán la emigración cubana por todos lados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s