La historia agranda sus portones.

Posted on

fidel-caravana

Sahily Tabares/Bohemia

Existen imágenes surgidas del acto fotográfico que se alojan de forma duradera en el imaginario de las sociedades. Hoy, en Cuba, la enseña nacional, la gloriosa bandera de la estrella solitaria que no ha sido jamás mercenaria, ondea a media asta en señal de duelo y luto.

El silencio en el aire toca las fibras más íntimas del ser humano. Fidel se despide sin adiós. Va en la Caravana de la Libertad, cubierto por la bandera cubana, hacia su morada definitiva en Santiago de Cuba.

Los símbolos son la representación nacional e internacional de los Estados, constituyen una expresión de su historia. En la constitución de nuestro país -desde Guáimaro el 11 de abril de 1869 hasta la vigente, proclamada el 24 de febrero de 1976-, quedaron consagrados la bandera de la estrella solitaria, el himno de Bayamo y el escudo de la palma real como los símbolos de la nación cubana.

Nuestra historia es fuente esencial para entender el proceso de formación y evolución del pueblo y su cultura tanto material como espiritual. Desde su génesis, el pensamiento cubano tuvo un sentido integrador de las manifestaciones autóctonas y universales que han nutrido un potente cuerpo axiológico, el cual se expresa en voces, acciones diversas, de la vida nueva en Revolución.

Resulta imprescindible promover y defender constantemente el patrimonio simbólico de la nación cubana, desde una visión en la que lidere la defensa de la identidad y los ideales de justicia y libertad, los cuales nos guían en lo que somos y hacia dónde vamos.

Es conocida la capacidad de algunas fotografías de capturar icónica y sociológicamente toda una época. El valor, la connotación simbólica de esta imagen reside no solo en su discurso propio, altamente representativo, sino en su dimensión histórica, en la posibilidad de reafirmar un concepto raigal que se multiplica en árboles frondosos alimentados con la savia identitaria de Fidel, líder vital, imperecedero.

La fotografía no es solo lenguaje; sino, a la vez, escritura, huella, mensaje. De ahí la importancia de mantener la memoria no como el tiempo detenido, quieto, tranquilo; sino en constante lucha.

“La muerte no es verdad, cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. Esta profunda sentencia de nuestro José Martí corresponde a la trascendencia y ejecutoria del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Con su indómita persistencia alumbra la memoria; reafirma que el  mundo simbólico de varias generaciones fue creado por la Revolución Cubana a partir del primero de Enero de 1959. La fecha instauró otro tipo de relaciones sociales, concediéndole una dinámica participación al pueblo en los accesos al saber y a la vida nueva.

Dicha vocación es semilla fértil en las transformaciones revolucionarias que cambiarían para siempre el destino de nuestro país. Lo patentizo El Indio Naborí (Jesús Orta Ruíz) en su poema Marcha triunfal del Ejército Rebelde:

“Fidel fidelísimo, retoño martiano,

Asombro de América, titán de la hazaña

Que desde las cumbres quemó las espinas del llano

Y ahora riega orquídeas, ¡flores de montaña!”

Ahora, en la despedida sin adiós, se escucha por doquier: Yo soy Fidel.

Este reconocimiento se multiplica en cantos y versos espontáneos del pueblo, en el magisterio de la poeta Carilda Oliver Labra, quien ha dicho, hace apenas unas horas: “Él sacaba de la tierra el jugo que ninguna planta ha dado”.

En el mundo y en Cuba, la historia agranda sus portones. La enseña nacional a media asta testimonia el dolor del pueblo, indica el camino: A veces vemos con la mente más que con los ojos, y esa imagen ilumina la experiencia y nuestras emociones para todos los tiempos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s