“Esto va bien”, Antonio Maceo.

Posted on Actualizado enn

Resultado de imagen de Homenaje a Antonio Maceo

Tomado de periódico Sierra Maestra

“Esto va bien”, fueron las últimas palabras del Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales a sus compañeros de armas, cuando un balazo en la cara lo hizo desplomarse de su cabalgadura y expirar, al cabo de un minuto, en la finca de San Pedro, según lo recoge la historia.

A su lado murió Francisco Gómez Toro, (Panchito) quien sentía verdadera admiración por su jefe y al enterarse de que el cadáver no había sido recuperado, expresó decidido: “¡Yo voy a morir al lado del General!” Y junto a él se inmoló.

Maceo, integró el ejercitó mambí como soldado y alcanzó el grado de General durante la Guerra de los Diez Años; el protagonista de la Protesta de Baraguá, el incansable luchador del exilio, el jefe de la invasión y Lugarteniente General del Ejército Libertador. Sus últimas palabras son reflejo del optimismo y la seguridad en la victoria que caracterizaron toda su obra.

El siete de diciembre de 1896, en encuentro con las tropas españolas en el lugar conocido como Punta Brava, en La Habana, cayó en la acción de San Pedro el Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales. A su muerte, el llamado Titán de las Guerras de Independencia tenía en su cuerpo más de 20 cicatrices que acreditaban su arrojo.

El Titán de Bronce, poseía un pensamiento de clara militancia política, dotado de una ideología en la cual estaban presentes la justicia social, el antiimperialismo,  el coraje y disciplina en defensa de lo justo, así como su intransigencia.

Maceo fue considerado todo un maestro en el empleo de la táctica militar. Su muerte de Maceo resultó un duro golpe para el movimiento independentista, Gómez en carta de pésame a la viuda, María Cabrales, reconoce que “…con la desaparición de ese hombre extraordinario, pierde usted al dulce compañero de su vida, pierdo yo al más ilustre y al más bravo de mis amigos…”

Héroe de la gesta libertaria desde 1868, su pérdida significó un fuerte golpe a la contienda emancipadora.

Los restos mortales de Maceo y de Panchito reposan en el mausoleo erigido en los terrenos de la antigua finca Cacahual, en el propio lugar donde fueron subrepticiamente inhumados, hace ya 117 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s