USA: Jungla de asfalto.

 

USA: Jungla de asfalto
Tomado de Cubasi

Por  Nicanor León Cotayo

21/02/2018

Si hubo alguna duda, ya desapareció. Estados Unidos se ha convertido en una elegante selva donde pululan millonarios, la magullada clase media y homeless, entre otros.

Al respecto, un columnista del Nuevo Herald, Guillermo Descalzi escribió este lunes que su gobierno se caracteriza por la indiferencia a granel y teme a una ultraderecha  desbocada.

De esta última forman parte, en primer lugar, su presidente, Donald Trump y el secretario de Estado, Rex Tillerson.

El periodista  añadió  que los políticos inclinan la cabeza ante la Asociación Nacional del Rifle “que les sembró veintitrés mil millones de dólares desde 1990 para dar sombra a sus intereses”.

Institución que se ha negado rotundamente a eliminar la segunda enmienda de la constitución de 1791 que bendice la compra y porte de armas. 

Desde el año 2013 se han registrado 291 tiroteos escolares y ahora 18 en estos dos meses del actual año.

El periodista y escritor Guillermo Descalzi enfatiza que es momento de reconocer que existen enfermos mentales que curiosamente pasan inadvertidos así como que es hora de Hemingway y decir Adiós a las armas.

Y puntualizó que “en este país Hemingwayesco hay que encausar la acción.

Es bueno recordar que Trump durante las elecciones de 2016 se autoproclamó amigo de la Asociación Nacional del Rifle a la cual aseguró protegería  sus intereses, como lo ha cumplido.

Esa organización es uno de los lobbies que manejan el poder real en los Estados Unidos, al igual que  sucede con el judío y otros.

Cabe una pregunta:  ¿Quién tiene la culpa del brutal asesinato reciente de 17 adolescentes en la Florida?

Sobre el mismo que ha defendido a ultranza la venta libre de fusiles y otros armamentos en tiendas de los Estados Unidos.

Sobre aquellos que, con Donald Trump a la cabeza, han devenido abanderados de la venta y uso de pistolas y poderosos fusiles en ese país.

Por todo ello, a quien hay que llevar al banquillo de los acusados no es a Nikolas Cruz  sino, en primer lugar, a Donald Trump y en segundo, a la jefatura de la Asociación Nacional del Rifle.