Mike Pompeo y su agenda anticubana y antivenezolana.

Tomado de Descubriendo Verdades

16/03/2018

No por gusto declaró el jefe del Departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores de Rusia, Alexandr Schetinin, y mostró su preocupación por el nombramiento de Mike Pompeo como nuevo secretario de estado de Estados Unidos, según declaraciones a Sputnik.

Es lógico pensar que, aunque América Latina no está entre las prioridades principales de Trump, este cambio sí agudizará la guerra ideológica y las conspiraciones contra Cuba y Venezuela –dada la estrecha amistad de Pompeo con Marco Rubio y sus alianzas secretas con la extrema derecha latinoamericana y norteamericana– reforzando la enorme conspiración contra estas naciones con sus dóciles aliados en la región, sobre todo en países como México, Chile, Argentina, Perú, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá y otros.

Todo esfuerzo de Pompeo estará dirigido a terminar con la Revoluciones Cubana y Bolivariana a cualquier precio, no solo usando una diplomacia activa, sino buscando cualquier forma de generar aquellos conflictos que propicien soluciones bélicas, intervenciones, golpes de estado o cualquier tipo de violencia, usando para ello a sus aliados y a la OEA. Esta designación encaja en la concepción belicista de Trump.

Los peligros para las naciones y movimientos progresistas son evidentes: Pompeo usará el plan de seguridad USA para promover acciones militares en todas direcciones bajo pretexto de que representan amenazas para la seguridad de su país. Los tambores han aplastado a las zanahorias de Obama.