Correa confía en triunfo de Arauz-Rabascall en Ecuador

(Tomado de Prensa Latina)

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa ve hoy con optimismo y confianza el triunfo de la fórmula presidencial compuesta por Andrés Arauz y Carlos Rabascall, de Unión por la Esperanza, en las venideras elecciones de su país.

Trabajamos como si no tuviéramos un solo voto pero todas las encuestas nos ponen en primer lugar y muchas de ellas que ganamos en una sola vuelta, declaró en una entrevista al diario Página 12 el exmandatario desde Caracas, a donde viajó como veedor de las elecciones que le dieron un 69 por ciento de los votos al Gran Polo Patriótico de Nicolás Maduro.

A dos meses de los comicios en su país, Correa mira con triunfalismo el binomio de Unión por la Esperanza pese a que no está inscripto oficialmente pues lo hizo el 18 de septiembre y lo han impugnado una y otra vez.

El exmandatario asegura que confía en el triunfo, pero la parte mala es que el actual Gobierno lo sabe. Para ese Gobierno nefasto (por Lenin Moreno) lo peor del mundo es que nosotros ganemos. No tendrán donde esconderse, no buscamos venganza, pero sí justicia, apuntó al diario argentino.

Al respecto, el estadista y catedrático subrayó que el Ejecutivo de Moreno ha cometido crímenes terribles como corrupción, persecución política, y están dispuestos a todo.

Correa advirtió que muy probablemente, argumentando el problema de la pandemia, quieran aplazar las elecciones para ver cómo derrotarnos o aceptar a última hora un candidato rompiendo las reglas electorales y forzar una segunda vuelta y en esa segunda vuelta, unirse en contra de nosotros. Están desesperados, pero nosotros estamos optimistas además de triunfalistas, dijo.

En otro momento, manifestó que mientras no se resuelva la cuestión mediática, América Latina no tendrá democracia ni desarrollo. ¿Qué hacen los medios de comunicación?, se preguntó. Informarnos. En principio deben ser los guardianes de la verdad y en la región han sido los primeros en robar esa verdad.

Sin verdad, sin información, no tenemos democracia, no hay elecciones libres, nos están manipulando, no hay correctas decisiones políticas y sin ello no habrá desarrollo. Los grandes opositores de los gobiernos progresistas son los medios, enfatizó.