Consejo Político del ALBA-TCP exige fin de sanciones impuestas por EE.UU

(Tomado Cubasí)

En la XXI Reunión del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), los representantes de los Estados miembros exigieron levantar las sanciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.) que afectan a los países en el combate de la COVID-19.

La declaración del Consejo Político del ALBA-TCP también reiteró el llamado que hizo la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alena Douhan, para que EE.UU., la Unión Europea (UE) y demás Estados retiren las medidas coercitivas contra la República Bolivariana de Venezuela; de igual forma, instaron al cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra la República de Cuba

Asimismo, destacaron la labor realizada por el ALBA-TCP a favor de la cooperación, complementariedad e integración regional ante la coyuntura que se vive en el mundo.

La reunión online fue inaugurada por el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien, acompañado por el secretario ejecutivo de la organización, Sacha Llorenti, dio la bienvenida a sus homólogos del resto de los países miembros, haciendo la introducción del encuentro.

Arreaza se refirió a la etapa de enfrentamiento a la pandemia en que se encuentra la región, haciendo énfasis en los esfuerzos que se realizan para crear el banco de vacunas de la organización, con el objetivo de garantizar la vacunación en todos los Estados partes.

Asimismo, hizo referencia a las dificultades económicas que están experimentando los países del bloque como resultado de la emergencia sanitaria, fundamentalmente por las restricciones al turismo.

Dedicó palabras, además, a la necesidad de que el ALBA-TCP gane en soberanía, a través del rescate de ideas fundacionales como el área económica, Petrocaribe y la creación de herramientas digitales propias, incluyendo redes sociales diseñadas especialmente para los países del bloque.

Seguidamente, el canciller de Antigua y Barbuda, Chet Greene apuntó que es imperativo seguir respondiendo a las múltiples crisis generadas por la pandemia. “La resiliencia, inclusión y la sostenibilidad son elementos claves de los Objetivos de Desarrollo y son fundamentales para nuestro futuro”apuntó el alto funcionario.

A su vez, la ministra de Estado para las Relaciones Exteriores de San Vicente y Granadinas, Keisal Melissa Peters reconoció en su intervención que “vivimos un momento de grandes desafíos”. Asimismo agradeció el regreso de Bolivia a la reunión del Consejo Político ALBA-TCP.

Melissa Peters acotó que la respuesta del ALBA y sus instituciones, especialmente de Cuba y Venezuela ha sido una lección de solidaridad la cual está a la altura del estrago de la Covid- 19. La canciller caribena condenó también a las sanciones económicas impuestas a Venezuela y a Cuba. “El respeto del derecho de cada nación es fundamental para San Vicente y las Granadinas”, destacó Peters.

Por su parte el canciller nicaragüense Paul Herbert Oquist Kelley señaló que en América Latina y el Caribe el número de pobres aumentó a 231 millones y a 96 millones personas en la pobreza extrema. Sobre la política imperial del Gobierno de los Estados Unidos insistió en las guerras que ha propiciado golpes e intentos de golpes de Estado en América latina y el Caribe.