Bolivia investiga presunta participación de Gobiernos en golpe de Estado de 2019

En este artículo: BOLIVIABolivia investiga presunta participación de Gobiernos en golpe de Estado de 2019POR: TELESUR19 JULIO 20210

El Gobierno de Bolivia aseveró este domingo que continúa investigando si Chile y Brasil tuvieron alguna participación en el golpe de Estado contra el entonces presidente Constitucional, Evo Morales en 2019, después de comprobar el envío de armamento de Ecuador y Argentina para apoyar a la expresidenta de facto, Jeanine Añez.

“Se va a investigar cuáles son las relaciones que hayan podido existir en ese momento en ayudas y coadyuvaciones (contribuciones) desde Chile y desde Brasil”, indicó el vocero gubernamental boliviano, Jorge Richter.

Ya el expresidente de Argentina, Mauricio Macri, fue acusado de haber ayudado con armas y municiones al Gobierno de facto de Jeanine Áñez, que por entonces reprimía las protestas que rechazaban el golpe y pedían la recuperación Constitucional del país.

De hecho, el ministro de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, aseguró que hay una “semiplena prueba” de que Macri envió a Bolivia material bélico en 2019, constituyendo presuntamente los delitos de contrabando agravado y encubrimiento. “Creemos que hay pruebas suficientes para imputar a Macri y a un grupo de sus funcionarios”, añadió Rossi.

El presidente boliviano, Luis Arce, afirmó en los últimos días que en octubre y noviembre de 2019 se gestó un “golpe de Estado” contra Morales y que esa iniciativa fue apoyada por varios Gobiernos y ONG estadounidenses.

Pr su parte, el expresidente boliviano Evo Morales dijo que Macri deberá ser juzgado “en Bolivia o donde sea para defender a la democracia en América Latina” y para que “nunca mas haya golpes de Estado” en la región como sucedió en 2019 contra su Gobierno.

En ese sentido, Morales tildó al exmandatario argentino de ser “agente del imperio” y afirmó que “la CIA contrató la inteligencia argentina para el golpe de Estado” en su contra.

Antes, en junio, el Gobierno boliviano también responsabilizó al entonces presidente ecuatoriano Lenín Moreno de haber despachado a Bolivia “munición de guerra” y equipos antimotines.