Presidente de Cuba tilda de anexionistas celebraciones por 20 de mayo

(Tomado de Cuba sí)

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, subrayó hoy que solo los anexionistas celebran el 20 de mayo, día en que la isla se conviritó en una república «secuestrada por el imperio hasta 1959».

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario enfatizó que «izar nuestra bandera sin otra al lado, en 1902, fue un acto de independencia simbólica».

«El 20 de mayo nos recuerda que una vez fuimos neocolonia. Entonces #Cuba consultaba cada paso al vecino poderoso. Ese es el pasado. La Doctrina Monroe. Nunca más», agregó.

Historiadores coinciden en que el izamiento de la enseña nacional en el Palacio de los Capitanes Generales de La Habana hace hoy 120 años marcó el nacimiento de una colonia disfrazada bajo el nombre de república.

El 20 de mayo de 1902 la nación caribeña ponía fin a la ocupación militar de Estados Unidos, estrenaba gobierno y Constitución, pero la historia demostró que nada de eso significaba la independencia por la que se había luchado durante más de 30 años.

Luego de la guerra cubano-hispano-norteamericana, la nación antillana quedó bajo la ocupación militar estadounidense y Washington preparó el proceso de instauración de la república, para que respondiera a sus intereses.

Un apéndice constitucional reafirmaría el dominio absoluto de Estados Unidos sobre Cuba: la Enmienda Platt, impuesta a la carta magna de la isla bajo la amenaza de que era la única vía para el cese de la ocupación militar.

Sus artículos establecían el derecho de la nación norteña a intervenir militarmente en el país cuando lo considerara pertinente y obligaba al arrendamiento de terrenos para estaciones navales norteamericanas y carboneras, de ahí la base naval en Guantánamo que permanece hoy contra la voluntad del pueblo cubano.

Asimismo, Cuba no podía establecer tratados o convenios con otro gobierno que el estadounidense, y tampoco adquirir deudas públicas.

El saliente gobernador militar norteamericano, Leonard Wood, expresó en aquel momento que «a Cuba se le ha dejado poca o ninguna independencia con la Enmienda Platt y lo único indicado ahora es la anexión (…). Es bien evidente que está absolutamente en nuestras manos (…)».

El 1 de enero de 1959, el líder histórico de la Revolución Fidel Castro, junto al Ejército Rebelde, desterró los basamentos de esa República para instaurar un proyecto social y político transformador e independiente.