Archivo de la etiqueta: #correismo

ECUADOR: “CUANDO ESCUPES AL CIELO Y TE CAE EN LA CARA”.

 

Tomado de Cubadebate

Por Francisco Herrera Aráuz

12/03/2018

Apenas terminó la sesión de la Asamblea Nacional, el pasado viernes 9 de marzo, con la cesación en el cargo del ex presidente José Serrano y un próximo llamado a juicio al Fiscal Carlos Baca, una sensación de “asco nacional” recorrió por las interioridades de la nación. Tras haber escuchado absortos las revelaciones que cada uno exhibió para defenderse de las acusaciones mutuas que se habían lanzado, quedó en claro que el gobierno, Alianza País, la revolución ciudadana y hasta los amigos hoy enemigos del “correismo” o “morenismo” resultan ser los culpables perdedores de todo este desastre en que han convertido a la política ecuatoriana, por acusarse entre ellos y descubrir verdades infames.

Sigue leyendo

Correa ha vuelto (o nunca se fue).

    

Correa ha vuelto (o nunca se fue)

Tomado de CELAG/Opinión

Por

07/02/2018

Empecemos por lo más obvio. Por ahora, hay una mayoría no correísta en Ecuador. Es un cambio significativo en relación a lo que fue este país electoralmente hace poco tiempo atrás. La consulta en este sentido no deja lugar a dudas: el 64 % del electorado le dice No a la vuelta de Correa. La participación fue alta: un 80 %. Lo cual quiere decir que el 51,2 % del total de los votantes está por ahora en contra de la vuelta del expresidente.

Sin embargo, dicho esto, la siguiente conclusión es también evidente: la Revolución Ciudadana y Correa están más vivos que muertos. Si el objetivo era hacer que el correísmo desapareciera lentamente tras los primeros meses de Gobierno de Lenín Moreno, claramente esto no se ha conseguido de ninguna de las maneras. La consulta ha constatado un hecho irrefutable: hay correísmo para rato. Un 36 % ha apoyado a Correa en un contexto con todo en contra, esto es, el 28,8 % del total de votantes del país. Un valor muy próximo a lo que Lenín logró en primera vuelta, incluso con el apoyo de Rafael Correa: 28,99 %. Es decir, Correa con todo en contra obtiene ahora casi lo mismo que Lenín hace un año pero con todo a favor.

Sigue leyendo