Archivo de la etiqueta: #mafia

EEUU. Le ha ido mal. Al ultraderechista Marco Rubio, le ha ido mal (Opinión)

Tomado de Resumen Latinoamericano

Por Ramón Pedregal Casanova

21/06/2018

Le va Mal a Rubio, ¿o es Rucio?, rucio es ese nombre que se le da a las caballerías, burros, asnos, … perdón le pido a los burros, a los asnos, a las caballerías, y al rocín flaco de Don Quijote, todos ellos buena gente-. Le va Mal a Rubio, se ha quedado en el marco porque los electores le han cerrado la puerta. No ha sido capaz de ganar una sola elección por ser un oportunista, un malversador, un tratante de animales terroristas. Mal, Rucio, perdió y perdió.

“M. R a M. R, corto y cambio, M. Rubio a …” llamaba al gobierno anterior, “M. Rubio a M. Rajoy, corto y cambio”. ¿Será Marcos Rubio?.Ya no está como presidente del gobierno español M. Rajoy. Los mensajes secretos se los enviaba el otro, M. Rubio, y en ellos le azuzaba para que interviniese contra Cuba en la UE, sabiendo de los avances en las buenas relaciones entre las dos partes; además de pedirle que fuese por delante exigiendo a la UE que se emplease contra la América Latina que defiende su propia independencia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua.

Sigue leyendo

Descendientes de mafioso exigen compensación a Cuba

Hotel Riviera. Foto: Archivo.

Hotel Riviera. Foto: Archivo.

Familiares descendientes del fallecido gángster, Meyer Lansky, mano derecha del mafioso siciliano Lucky Luciano, reclaman a Cuba una indemnización por la pérdida del hotel Riviera de La Habana, uno de los tantos negocios sucios nacidos de la mafia y la droga.

Lansky, nacido en 1902 dentro de una familia judía en la actual Bielorrusia, era uno de los hombres más influyentes de la isla cuando en 1956 fundó La Compañía Hotelera Riviera de Cuba. El plan era construir el hotel-casino más despampanante de América para seguir haciendo caja con uno de los negocios que el tándem Luciano-Lansky venía explotando desde hacía largos años en Florida, Las Vegas y ahora, la mayor de las Antillas: el juego, actividad que en la Cuba de Batista era legal y, junto a un Estado corrupto, servía como plataforma idónea para lavar el dinero procedente de la prostitución y el tráfico de drogas.

Sigue leyendo