Archivos Mensuales: febrero 2019

¿Cómo sería la estación de energía solar en el espacio que proyecta #China?

Científicos chinos están explorando la posibilidad de establecer una estación de producción de energía solar en el espacio, lo que reduciría la contaminación en la Tierra y ayudaría a mitigar la escasez energética.

Sigue leyendo

“Volvemos a plantear el diálogo con #EEUU, ¿por qué no?”: #Arreaza ante Consejo de #DerechosHumanos

Volvemos a plantear el diálogo con Estados Unidos, ¿por qué no?, entre el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, con su homólogo Donald Trump”, dijo el ministro del Poder Popular de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra.

 

Jorge Arreaza, ministro del Poder Popular de Relaciones Exteriores de Venezuela. Foto: VTV

Recordó que ayer ante el Consejo de Seguridad de esta instancia en Nueva York solicitó a la delegación del país norteamericano cumplir la carta de las Naciones Unidas, pero no la respetan.

“No entendemos ni por qué son miembros de las Naciones Unidas”, acotó Arreaza.

Señaló que la convocatoria de grupo de 60 países se hizo con el fin de proteger “no solo a Venezuela sino a cualquier país que se vea amenazado por los poderes militares imperiales”.

El Canciller venezolano ratificó la invitación de Venezuela a la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, al país para que constate los efectos que las sanciones económicas impuestas por EE. UU. han tenido en la población.

“Estamos pronto a recibir su avanzada para que puedan presenciar y ver la realidad con absoluta libertad los efectos de las sanciones”, sostuvo Arreaza.

“El presidente Nicolás Maduro ha sido reiterativo en llamar a diálogo entre las partes, pero ellos (oposición) no han querido porque tienen instrucciones de no hacerlo desde Gobiernos extranjeros”, detalló el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela.

Arreaza indicó que EE.UU. con el pretexto de una “ayuda humanitaria”, pretende una intervención en Venezuela, acto ante el que la ONU debe alzar la voz.

“Estamos dispuestos a trabajar con las Naciones Unidas para recibir la asistencia técnica humanitaria, pero por la fuerza no”.

Recordó la supuesta crisis humanitaria del año 1965 en República Dominicana, que tras entrega de “ayuda humanitaria” dio pie a marines estadounidenses para invadir el país y derrocar el Gobierno del presidente Juan Bosch.

Ilustró los hechos ocurridos el pasado sábado 23 de febrero en la frontera de Colombia con Venezuela, en donde fascistas agredieron a la fuerza pública venezolana, lo que dejó varios militares, policías y civiles heridos.

El diplomático citó las declaraciones dadas por el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, en las que aseveró que en cuanto a Venezuela “todas las opciones estaban sobre la mesa”, también las brindadas por el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien llamó a los militares venezolanos a revelarse contra el presidente Maduro y amenazó con imponer más sanciones, así como las ofrecidas por el senador de los Estados Unidos, Marco Rubio, quien tuiteó cómo fue asesinado el expresidente de Libia Muamar el Gadafi.

Calificó estas declaraciones como “una clara amenaza de muerte contra un jefe de Estado”. Indicó que existen empresas que se niegan a trabajar con Venezuela debido a que los proveedores se asustan por las posibles sanciones de las que pueden ser víctimas, pese a esto estamos trazando rutas con países aliados para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano, cosa que en la actualidad es muy difícil por las medidas coercitivas aplican países que violan de la Carta de las Naciones Unidas.

“Debemos parar esta guerra, espero no tener que venir el año que viene a hablar de las víctimas venezolanas o de marines estadounidenses caídos”, dijo.

Recalcó que existen al menos 60 delegaciones de los cinco continentes que se conformaron con el objeto de preservar la paz, el derecho internacional y a cualquier pueblo del mundo que sea amenazado por los grandes poderes de este mundo: “Venezuela trabaja por la paz y rechaza las amenazas”.

Jorge Arreaza reiteró la invitación a la Alta Comisionada por los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, para visitar Venezuela. Foto: @CancilleriaVE

(Con información de VTVteleSUR)

Compartir4

Sigue leyendo

Por el #Carnaval2019: Churrasco ecuatoriano, la receta

Mucha gente, especialmente en EEUU, conoce al churrasco como un bistec grueso de carne de res asado a la parrilla, algo muy popular en países como Brasil donde tienen restaurantes llamados churasqueiras, o como en Argentina o Uruguay donde los churrascos son partes de sus famosos asados o parrilladas. El churrasco ecuatoriano es el primo pobre de los churrascos brasileiros o argentinos, se lo prepara con un filete delgado de res y se sirve con huevos fritos. Para nosotros los ecuatorianos el termino churrasco no es solo la carne, sino un plato entero que consiste de la carne (asada o frita) cubierto con un huevo frito y servido con arroz, papitas fritas, ensalada, platanos fritos y un buen aji.

Ingredientes

  • 2 libras de filetes o bistecs de carne de res
  • 8-12 dientes de ajo, machacados
  • 1 cucharada de comino molido
  • Sal y pimienta al gusto
Acompañantes:
  • Arroz, huevo frito, papas fritas, platanos maduros fritos, curtido de cebolla y tomate, lechuga, rodajas de aguacate y aji criollo o aji de tomate de arbol.

Preparación

  1. Mezcle el ajo machacado con el comino, la sal y la pimienta para preparar un aliño para la carne
  2. Frote los filetes de carne con el aliño y déjelos reposar por un par de horas
  3. Cocine los filetes a la parrilla o en una sartén, áselos o fríalos en cada lado hasta que estén cocidos a su gusto, dependiendo de la temperatura de su parrilla esto tomara solamente unos minutos.
  4. Sírvalos con un huevo frito encima de cada bistec y acompañados de arroz, papas fritas, platanos maduros fritos, curtido de cebolla y tomate, lechuga, rodajas de aguacate y aji al gusto.

¡Y a comer!

Una fortaleza inexpugnable de zombis durante la Primera Guerra Mundial

La Gran Guerra fue un gran campo de pruebas para la carrera armamentística de los países beligerantes. El uso del gas venenoso fue una innovación militar característica de esta contienda. Los gases utilizados iban desde el gas lacrimógeno, a agentes incapacitantes como podría ser el gas mostaza y agentes letales como el fosgeno. A pesar de que la capacidad letal de los gases era limitada, solo un 3% de los muertos en combate, las consecuencias de exponerse a estos agentes químicos (quemaduras, ceguera, problemas respiratorios…) causaban pánico entre los soldados. Esta es la historia de la batalla por la fortaleza de Osowiec, donde los alemanes lucharon contra zombis rusos.

Tras las victorias alemanas en Tannenberg y en los lagos Masurianos, el ejército ruso tuvo que replegarse olvidándose de la invasión de Prusia Oriental, momento que aprovecharon los alemanes para comenzar la ofensiva en tierras polacas. Y, sí o sí, debían tomar la fortaleza de Osowiec (Polonia), situada en el margen derecho del río Biebrza y construida a finales del siglo XIX como una de las estructuras defensivas para proteger las fronteras occidentales de Rusia. La fortificación era de gran importancia estratégica, era el camino más corto y directo hacia la invasión de Rusia. Se trataba de una fortificación no muy grande pero muy bien pertrechada: era prácticamente circular y contaba en su interior con cuatro fuertes de hormigón. Su perímetro era defendido también por trincheras y alambradas de espino. Contaba con una guarnición de cerca de 1.000 hombres y 69 cañones de distinto calibre, y frente a ellos… más de 100.000 alemanes y un ingente número de piezas de artillería y morteros de asedio.

El 25 de febrero de 1915 los alemanes iniciaron un intenso bombardeo pensando que tomar aquel lugar les costaría apenas unos días. Los alemanes intentaron una y otra vez tomar la fortaleza, y los rusos los rechazaron una y otra, e incluso en alguna ocasión los alemanes tuvieron que replegarse. Casi seis meses después, hartos de que las bombas -casi 500.000-, el hambre, las enfermedades  y el cansancio no rindiesen a los sitiados -aunque ya solo quedaban unos 200-, los alemanes optaron por una medida extrema. El 6 de agosto de 1915 atacaron la fortaleza con gas de cloro.  Los rusos, con apenas algunas máscaras y sin lugar alguno donde refugiarse de un ataque químico, vieron cómo una nube de gas de color amarillo-verdoso de unos 12 de altura se acercaba hacia ellos. Tras un sabor metálico en la boca, aparecía un escozor en la garganta y el pecho, ya que el gas ataca el sistema respiratorio, los ojos y la piel. Una vez que el gas cloro llega a los pulmones, reacciona con la humedad para formar ácido clorhídrico, esencialmente quemando a quien lo inhala desde dentro hacia afuera. La única opción que tenían los defensores era tratar de evitar inhalar la sustancia mortal, por lo que se cubrieron la boca y la nariz con un paño húmedo -algunos llegaron a utilizar orina en lugar de agua para humedecer los paños-.

Vladímir Kotlinski

Era lógico pensar que, ahora sí, podrían tomar Osowiec. Mientras avanzan 7.000 soldados alemanes equipados con máscaras, la artillería limpió lo poco que parecía quedar con vida en aquel lugar. Atravesaron los muros de la fortaleza y… fueron recibidos por lo que parecía un ejército de zombis. Unos 70 supervivientes, con el teniente segundo Vladímir Kotlinski al frente, lanzaron el legendario ataque conocido como “el ataque de los muertos” y consiguieron repeler la enésima intentona alemana y hacer huir a los asaltantes. Para entender que los alemanes huyesen sin apenas presentar batalla hay que ponernos en situación. Entrar en aquella fortaleza pensando que sólo vas a encontrar muerte, desolación y, como mucho, algún moribundo, y que, como salidos del inframundo, te ataquen decenas de soldados famélicos con la bayoneta calada, uniformes hechos jirones, gritando entre agónicos estertores y toses sangrantes, con la cara desencajada y los ojos saliéndose de las órbitas -al más puro estilo Walking Dead, aunque mucho más rápidos y ruidosos-, es normal que salgas huyendo presa del pánico.

A pesar de que Osowiec estaba condenada, todavía aguantaron algunos días más el bombardeo alemán. Aquella muestra de resistencia heroica había servido para encubrir la retirada estratégica de las fuerzas rusas. Ahora, ya completada , ya no tenía sentido continuar su defensa por lo que se ordenó su evacuación. El 22 de agosto los supervivientes rusos abandonaron la fortaleza, no sin antes destruir parte de las fortificaciones y todo lo que pudiese servir a los alemanes. Por fin podían entrar los alemanes en Osowiec, y lo hicieron con la idea de quedarse, pero en apenas unas semanas desistieron. Tal y como estaba era difícil de defender y ya no tenía valor estratégico. Habían perdido varios meses y muchos hombres… para nada.

Tomado de Historias de la Historia